AMAR A QUIÉN NO TE AMA, ES MORIR LENTAMENTE

Han escuchado sobre los amores imposibles, alguna vez les ha pasado que se enamoran de alguien con quien no pueden estar, pues mi historia habla sobre eso

Todo inició por Facebook, un día sólo al abrir mi sesión me encontré con una solicitud de amistad, ahí estaba el nombre de Francisco Rodríguez un chico que conocí hace aproximadamente seis años, ya se lo que están pensando, yo sé que hay muchas personas que no creen en el amor por chat pero si sucede, ya que después de varias platicas con Francisco comenzó a nacer un sentimiento hacía él que jamás había tenido hacia otra persona y creció con el paso de los días.

Tiempo después acordamos conocernos, así que nos vimos y no puedo describir lo increíble que fue estar frente a él por primera vez, sin duda uno de los mejores días de mi vida todo fue muy especial, así que con el paso de los días y nuestras salidas frecuentes comenzamos a sentir algo más allá de una amistad.

Yo quería que las cosas pasarán a algo más, incluso una vez el me lo preguntó, dijo que si no me gustaría que yo fuera su gran amor, por supuesto que yo quería, sin embargo siempre lo notaba indeciso y eso me hacía dudar un poco y no me equivoque, pues esa fue la única vez que él se atrevió a preguntarlo, aun así Francisco me frecuentaba y estaba pendiente de mí y eso me encantaba y sin que él lo supiera se iba ganando mi corazón y me conquistaba con todas sus atenciones.

Todo iba muy bien parecía que conseguiríamos dar el siguiente paso, sin embargo desgraciadamente desapareció, sólo así sin avisar y por motivos ajenos a mí, pasaron días, meses y hasta años sin saber que había pasado con él, durante todo ese tiempo me involucre con otras personas e intenté olvidarlo, trate de enamorarme de otras parejas que tuve y ser feliz, pero no fue posible.

Mis sentimientos estaban intactos y para mi mala suerte hace poco él regresó, en cuanto supe que estaba de vuelta no me aguante las ganas y volví a verlo, al tenerlo frente a mí confirmé que no lo he olvidado, así que decidí confesarle todo lo que siento por él y aseguró que siente lo mismo, pero una vez más me repitió que lo nuestro no podía ser.

Después de eso sólo se fue otra vez dejándome sola y con tantas dudas, pues no logro entender porque no quiere ser feliz a mi lado, por qué decide irse sin dar explicaciones, yo aún lo amo y estoy segura que es el amor de mi vida.

Chuy Lizarraga – Y Si Quieres Perdoname